GeneralSin categoria

6 May, 2019

 

Palabras de agradecimiento ante el reconocimiento de La Academia Interamericana de Derecho Internacional y Comparado

“Agradezco profundamente esta distinción, y no únicamente por lo que atañe a mi persona, sino por lo que ha sido mi vocación de vida académica, defensor del derecho y la idea de justicia. Cuando hablamos de Derecho es de eso que hablamos, de la idea de la justicia.

Hay un plano silente en la percepción de la justicia, que los griegos tuvieron bien definido, me refiero a la idea que muchas veces esgrimió Platón de que “vivir en la polis requiere de un ideal ético de la justicia”, y ello hizo que la cultura occidental, asumiendo ése ideal ético del mundo platónico, cuando habla de derecho, reproduce la ilusión de una solidaridad verdadera.

Los principios fundamentales de esta “Academia Interamericana de Derecho Internacional y Comparado”, creada de acuerdo a sus estatutos cito: “Siguiendo el ejemplo de la academia internacional de La Haya”, me honran, inspiradoramente, porque en el mundo posmoderno de hoy todo, queramos o no, está interrelacionado, y esos elementos de comparación jurídica entre los distintos modelos del continente, nos aproximan a una armonía legislativa que define intereses que van más allá de lo nacional, y alcanzan la dimensión de la posmodernidad, ideal que dibuja un mundo muy complejo, empinado sobre la búsqueda del bien común.

Y es por eso que al inicio de este agradecimiento citaba a Platón. Los dominicanos que integran el sustrato vital de la interactuación social, tienen una idea de la justicia, que es casi una aspiración, y no una práctica.

Finalmente, como señalo siempre en todas mis intervenciones: el sentimiento más noble que puede poseer el ser humano es el del agradecimiento, por esta razón quiero agradecer en la persona del presidente de la Academia, el distinguido jurista Dr. Raúl Lozano Albertí, por haberme presentado como miembro de esta prestigiosa institución.

De igual manera agradezco al presidente de la Federación Interamericana de abogados, el reconocido jurista Dr. Ulises Montoya Albertí, por haber pensado en nuestra UNAPEC, como escenario propicio para abrir un espacio de debate como, es la apertura del 1er Seminario Internacional “Las Nuevas Tendencias Jurídico Internacionales en el Siglo XXI”.

Y de igual forma al Lic. Moscoso Segarra y a la Dra. Danyeliz Vilorio, por su entrega.

Al despedirme quiero hacerlo con una frase muy conocida “Mientras el rio corra, los montes harán sombra y en el cielo haya estrellas, debe durar la memoria del beneficio recibido en la mente del hombre agradecido”, tengan ustedes la seguridad de que en mi memoria perdurará este momento por siempre.

¡Muchas gracias y buenas noches!